viernes, 15 de abril de 2011

Antiguos eucariotas, asteroides, y una nueva especialidad en medicina



"Sol y sexo para una vida compleja" es el sugerente titular con el que "ABC" recoge la noticia sobre el artículo publicado en Nature (con un título mucho más aburrido: Earth’s earliest non-marine eukaryotes) en el que describen fosiles eucariotas vegetales en rocas sedimentarias lacustres de 1.000 millones de años de antigüedad. La verdad es que el artículo está "sembrado" de diversos errores como:

Unos antiguos lagos en la costa oeste de Escocia pueden proporcionar nuevas claves sobre el origen de la vida en nuestro planeta y situarla en el tiempo mucho antes de lo que se creía

Estos fósiles iluminan un momento clave en la historia de la evolución, cuando la vida dio el salto de unas pequeñas y sencillas células bacterianas llamadas procariotas a otras más grandes y más complejas, las eucariotas, precisamente las que hacen que la fotosíntesis y la reproducción sexual sean posibles.

Y "ABC" no deja el tema del origen de la vida como podemos leer en la noticia "Un bombardeo de asteroides cambió el destino de la Tierra". Resumen los trabajos de un grupo español que muestran una similitud entre las atmósferas de Titán y la Tierra, y que se supone que son debidas a un bombardeo por asteroides y cometas. En "El Mundo" también se recoge la noticia, acompañada de un vídeo.

Y en "El País" se recoge la noticia de que el Ministerio de Sanidad va a reconocer cuatro nuevas especialidades de Medicina, entre ellas la de Enfermedades Infecciosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada