domingo, 26 de mayo de 2013

Cuando la prevención sanitaria choca con la propiedad intelectual



En "El Mundo" resumen la curiosa polémica legal que ha surgido en torno al nuevo coronavirus (MERS-CoV por Middle East Respiratory Syndrome Coronavirus) proveniente de Arabia Saudi. El laboratorio holandés liderado por Ron Fouchier (famoso por los polémicos experimentos con el virus gripal H5N1) fue el primero en caracterizar el virus y lógicamente registraron su secuencia para el caso de que se desarrollaran aplicaciones comerciales basadas en la misma (kits de diagnóstico, por ejemplo, es algo que se hace rutinariamente por muchos laboratorios públicos y privados). Esos acuerdos no afectan a los grupos investigadores que necesiten las muestras, pero deben firmar un acuerdo legal para usarlas. Y ahí está el problema, porque eso significa burocracia y pérdida de tiempo, por lo que la OMS está preocupada por el efecto que pueda tener en la lucha contra este nuevo patógeno.

ACTUALIZACION: Es interesante echar un vistazo a los detalle de esta historia contada en el blog Virology down under

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada