martes, 12 de marzo de 2013

"Apocalipsis antibióticos"



El Confidencial publica on-line un artículo sobre las conclusiones que hizo públicas ayer  la directora del Sistema Nacional de Salud británico que constatan el aumento de las resistencias a antibióticos en el ámbito hospitalario en el Reino Unido. El título del artículo llama la atención: "Apocalipsis antibióticos: "Es una amenaza más grave que el cambio climático". ¡Como para no prestarle atención! Está bien centrar el foco sobre este tema, aunque ya puestos hubiera sido más correcto gramaticalmente hablar de "apocalipsis antibiótico" o "el apocalipsis de los antibióticos".
El artículo analiza objetivamente el informe presentado. No obstante hay un párrafo un tanto críptico para el público (lo desconocido siempre asusta) que debemos aclarar.  "Un problema que está detrás del incremento de las infecciones hospitalarias, con especial incidencia de bacterias como la E. coli o la Klebesiella. Otras menos frecuentes hasta la fecha, pero que ya se conocen como superbacterias (NDM-1, MRSA, MDRTB, C diff), están llamadas a convertir en intratables ciertas infecciones comunes."
En primer lugar, el nombre correcto de la segunda bacteria que se cita es Klebsiella, bautizada así en honor al microbiólogo alemán Elwin Klebs. Por otra parte, es conveniente aclarar al respetable lector todas esas siglas infumables. NDM-1 (New Delhi metallo-beta-lactamase) no es una bacteria, sino una enzima que constituye un preocupante mecanismo molecular de resistencia a antibióticos de última generación caracterizado recientemente en India, donde el uso de antibióticos está fuera de control. Precisamente son las citadas Escherichia coli y Klebsiella pneumoniae las bacterias que más comúnmente lo poseen. Las demás siglas sí corresponden a bacterias, respectivamente Staphylococcus aureus resistente a meticilina o SARM (Methycillin-Resistant S.aureus; MRSA), los aislamientos multirresistentes del bacilo de la tuberculosis (Multi-Drug Resistant TuBerculosis; MDR-TB) y el agente que causa la colitis pseudomembranosa, Clostridium difficile. Los dos primeros son una de las principales alertas sanitarias en la rama de infecciosas, preocupantes una en unidades de cuidados intensivos en hospitales (SARM) y la otra a nivel global (MDR-TB). El tercero es naturalmente resistente a antibióticos y de hecho se hace dueño del intestino cuando se abusa de ellos y acabamos así con su competencia natural, el resto de la microbiota beneficiosa. Preocupa la aparición en los últimos años de cepas especialmente virulentas.
Así que no teman: NDM-1, MRSA, MDRTB y C diff preocupan, y mucho... Pero al menos sabemos quiénes son. Y en el arte de la guerra, para derrotar al enemigo, hay que conocerlo bien... ¡Sobre todo cuando nuestras armas más sofisticadas no le afectan!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada