martes, 4 de marzo de 2014

¿Por qué lo llaman presión cuando quieren decir oxígeno?

Hay veces que cuando escribimos el título de una entrada nos sentimos tentados de utilizar alguna "licencia poética" sin darnos cuenta de que quizás podemos inducir a error. Es el caso del interesante artículo publicado en el periódico digital "Vozpópuli" y que han titulado de la siguiente forma:



Cuando uno lee el artículo queda patente que la efectividad de la terapia hiperbárica es debida al efecto del oxígeno sobre Clostridium perfringens. Las tres atmósferas de presión permiten que el oxígeno llegue a todos los tejidos, pero está claro que en el titular lo que se lee es que es la presión lo que afecta a dicha bacteria, y no es así.

Clostridium perfringens es muy conocido por los microbiólogos, no sólo por los clínicos, también por todos aquellos que se dedican a la alimentación y a la industria. Sobre todo porque este microorganismo, o sus familiares como C. sporogenes pueden aguantar bastante bien las altas presiones que se utilizan en lo que se conoce como "pasteurización fría" o "pascalización". En esos procesos, el alimento suele someterse a unas presiones de unos 400 MPa durante unos 15 minutos y a unos 20ºC (Una atmósfera es 0.1 MegaPascales aproximadamente). Se ha descrito que las esporas de Clostridium incluso pueden aguantar 1500 Mpa. De hecho, en el caso de C. sporogenes incluso se ha visto que una presión de 200 MPa puede ayudar a la germinación de las esporas.

Y es que a veces las licencias poéticas las carga el diablo

Referencias:

G. Mills, R. Earnshaw and M.F. Patterson. Effects of high hydrostatic pressure on Clostridium sporogenes spores. Letters in Applied Microbiology 1998, 26, 227–230.

Ishimori,et al. Synergistic Effects of High Hydrostatic Pressure, Mild Heating, and Amino Acids on Germination and Inactivation of Clostridium sporogenes Spores. Appl Environ Microbiol. Dec 2012; 78(23): 8202–8207.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada